Esta canción la escribí mientras leía «Cien Años de Soledad». Un mes atrás venía con la idea de hacer una canción sobre Colombia, que luego se amplió al contexto de Latinoamérica y que por casualidad me condujo a la analogía que personifica el Macondo de García Márquez;. Como artista se me hace inevitable reflejar las partes oscuras de lo que observo, también es que esos aspectos se me facilitan más que otros. Cuando cerré la frase del precoro nunca tuve claro si me refería al ¨Sur Realismo¨, que comparaba con el continente anteriormente; si me refería al ¨Surrealismo¨, que advierte nuestra ignorancia y sumisión como pueblo, carente de una identidad que casi siempre toma prestada, tal vez porque se avergüenza de sí mismo y teme ser ante el mundo; ó si finalmente me refiero a ¨Su Realismo¨ que encara esta realidad que padecemos, en la que pocos obtienen beneficios y en donde todos terminamos perdiendo incluyendo esos pocos beneficiados, sin darnos cuenta que en momentos como éste es cuando debemos despertar para vislumbrar que sin la cooperación y la empatía no vamos a forjar un futuro que valga la pena. Tanta historia olvidada y tanta mala repetición nos siguen tapando los ojos. Los pueblos latinamericanos se empeñan en verse diferentes y ajenos, cuando en el fondo somos los mismos, con una gran fortaleza a favor que es la diversidad de nuestra gente. Mientras no nos demos cuenta de eso seguiremos en riñas verbales de poca importancia, provocados e incitados por escaramuzas políticas, sumidos en la desconfianza y llenos de miedo a que nos arrebaten todo por lo que una vez trabajamos y conseguimos con esfuerzo y dedicación.

En esta canción participan personas que admiro y respeto en el campo musical. Por una parte quiero resaltar la colaboración de Juan Carlos Hoyos Jaramillo más conocido como «Nené», para mi uno de los mejores guitarristas que he conocido jamás, oficialmente sería ésta su primera participación en un proyecto y en documentar algo, él, un humilde recolector de café que vive desde hace muchos años en Sevilla Valle y que cuando no hay cosecha se dedica a lavar autos, es reconcocido por su impresionante habilidad con el instrumento entre un grupo pequeño de músicos que conocemos su historia en el eje cafetero, para mi es todo un honor contar con su presencia y saber que sus manos laboriosas hicieron un aporte. Por otro lado un grande, Jorge Luis Bello, obvio todos dirán quién es ese? conocido como «Geogy», guitarrista de The Mills y de Sebastián Yatra, con quién hemos compartido montones de experiencias en la música, y ésta es una de muchas más que seguro vendrán. En la batería el señor Marco Aurelio Rodríguez reconocido en los bajos mundos como «Mayeyo», amigo, parcero y combatiente de mil batallas conmigo en esta carrera, un baterista de sesión excepcional, que ha tocado con muchos artistas; para resatlar Rocka y Manuel Medrano. En el bajo tenemos a Juan Diego Atehortúa «Teo», amigos desde el colegio, él fue el primero que me motivó a formar una banda y además fue quien le puso el nombre a éste proyecto. Finalmente Juan Carlos Angel Ochoa «Angelo», una voz que no necesita presentación y mi cómplice en un montón de canciones. Gracias amigos por esto, la música debe continuar!

Principalmente escribo canciones, lo de aquí son fragmentos e intentos por escribir otras cosas.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store