La acción maravillosa de crear algo, que se cuida con reserva desde el principio, que se trata con toda la fragilidad del caso, y que se va construyendo en un proceso de transformación que luego nos transformará a nosotros también es fortalecedora; esa creación que cobra vida en nuestra imaginación y que desde el momento de la idea concebida comienza a desprenderse de nosotros como en un acto de mitosis buscando tener autonomía propia, funciona como espejo de nuestra esencia y al final, no termina siendo un bien o una propiedad absoluta porque lo creado así haya salido de nosotros nunca es y será nuestro.

Llamemos ese algo, eso creado <La Obra>, que luego en una decisión después de haber invertido el tiempo necesario en ella liberamos para que sea parte del mundo, yendo y volviendo creará un lazo irrompible con nosotros después. Llamemos a la obra <Hijos> ya que la analogía funciona tan bien, y aunque no he tenido la experiencia de ser padre, los míos han sido las canciones. Podríamos ser entonces canciones que van por ahí, por el mundo, unas siendo más escuchadas que otras, no importa, lo importante es lo que va impreso en la melodía que llevamos, que en parte es el reflejo de quien nos moldeó. Se dice que el mundo cambia no con nuestra opinión sino con el ejemplo que damos, por tal razón hay que seguir haciendo a toda costa lo que amamos para poder continuar inspirando a otros, de esta forma honramos a la esencia creadora que nos dio vida.

Principalmente escribo canciones, lo de aquí son fragmentos e intentos por escribir otras cosas.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store